¿Sabías que existen tantas ramas y especialidades dentro del derecho?

En el mundo del derecho encontramos multitud de ramas distintas, con diferentes características y criterios de clasificación. ¡Te las descubrimos en este post!

Fecha Febrero
Área de conocimiento Derecho

La carrera de derecho sigue siendo una de las que cuentan con más salidas profesionales. Y es que, en torno al ámbito del Derecho y la Abogacía, con frecuencia surgen numerosas vacantes en las empresas e instituciones, tanto en el sector público como en el privado.

Ser abogado implica contar con un perfil altamente cualificado para poder ejercer la Abogacía en diversos puestos y destinos profesionales. Es uno de los perfiles que siempre serán necesarios y continuarán teniendo gran demanda en la sociedad, tanto a nivel nacional como internacional.

Más tarde o más temprano, todos tendremos que recurrir a los servicios de un abogado para algún trámite. En las empresas, por ejemplo, son conscientes de la gran necesidad de estos perfiles, siendo frecuente que cuenten con especialistas en la Abogacía para poder hacer frente a los “temas legales” en los que pudieran estar involucradas.

¿Piensas estudiar la carrera de Derecho? Además de saber que cursando esta carrera accederás a diversas salidas profesionales, has de saber que en el mundo del derecho encontramos multitud de ramas distintas, con diferentes características y criterios de clasificación.

Durante el grado en Derecho, se abordan las distintas ramas jurídicas que el estudiante debe conocer para ejercer la profesión: civil, administrativo, penal, mercantil, fiscal, comunitario o internacional, entre otras. Adquieren, por tanto, los conocimientos básicos de cada una de las especialidades de esta carrera, que permite al alumno conocer la legislación y el funcionamiento del sistema judicial, a la vez que se hace una idea de cómo funciona un país, y logra familiarizarse con la resolución de las situaciones de conflicto que se dan en el día a día, sabiendo redactar y argumentar las exposiciones jurídicamente fundamentadas. En definitiva, adquiere las competencias básicas vitales para el ejercicio de la Abogacía.

Ahora bien, mientras se cursa el grado de Derecho, hay que ir pensando en cuál es esa especialidad con la que más nos identificamos y creemos que aportaremos lo mejor de nosotros a la sociedad, gracias a nuestra labor como juristas. Por ello, en los últimos cursos de esta titulación, hay que ir decantándose por una u otra rama del derecho, con las que nos hemos ido familiarizando durante la carrera, eligiendo esas asignaturas optativas que nos llaman especialmente la atención.

Es el primer paso para ir aproximándonos a ese perfil idóneo elegido como juristas, pero no es el único. Y es que, tras la obtención del título, tendremos al alcance de nuestra mano la gran posibilidad de avanzar y dar un salto cualitativo en nuestra carrera profesional, cursando un máster específico para especializarse en esa área del derecho que nos motiva especialmente.

Además, es fundamental estudiar el Máster de Acceso a la Abogacía que se requiere para presentarse a las pruebas de acceso a la profesión para poder ejercer como abogado

¿Cuáles son las ramas del derecho?

Llegada la hora de elegir la especialización en Derecho por la que queremos apostar de cara a nuestro prometedor futuro profesional, lo primero que hay que hacer es decidir si optamos por el Derecho Público (las ramas que regulan la actividad del Estado y las relaciones con los ciudadanos) o por el Derecho Privado (las que abordan los derechos y obligaciones de los individuos y sus relaciones). ¿Cuáles son? ¡Continúa leyendo!

Las especializaciones en Derecho Público, son:

  • Derecho Constitucional: la rama jurídica que define la estructura orgánica del Estado, en base a lo establecido en la Constitución Española de 1978.
    Derecho Penal: aborda la capacidad punitiva del Estado, es decir, la potestad para castigar a los miembros de la sociedad que actúen haciendo caso omiso a las leyes establecidas.
  • Derecho Administrativo: la rama que se encarga de regular el funcionamiento, los servicios y la resolución de problemas de la Administración Pública en su relación con los ciudadanos.
  • Derecho Procesal: es la rama que regula la función jurisdiccional del Estado. Su objetivo es el de supervisar que los procesos que impliquen a individuos se desarrollen cumpliendo los principios legales para, así, poder garantizar los derechos de los ciudadanos.
  • Derecho Laboral: es la rama que regula el marco legal de las relaciones entre trabajadores y empleadores para garantizar el cumplimiento de los derechos y deberes recíprocos y fundamentales.
  • Derecho Tributario o Fiscal: la que regula los impuestos y tributos que recauda la Hacienda Pública para la autofinanciación del Estado.
  • Derecho Internacional Público: es el que se encarga de regular las relaciones establecidas entre los diversos Estados y homogeneizar las partes del ordenamiento que afectan a los países fuera de sus fronteras, a fin de garantizar la paz y la cooperación.

Por su parte, las especializaciones en Derecho Privado son:

  • Derecho Civil: es la rama que regula las relaciones y transacciones jurídicas entre los individuos. Se subdivide en varias ramas: derecho de las personas, familiar, sucesorio, bienes y obligaciones.
  • Derecho Mercantil: es la rama especializada en las normas que regulan los actos de comercio y las relaciones jurídicas derivadas del mismo.
  • Derecho Internacional Privado: es la rama jurídica encargada de regular la esfera privada de las relaciones que se dan entre los individuos de los distintos países. Además, determina qué autoridad es competente para resolver los conflictos.

Como has podido comprobar, en el mundo de la abogacía existen multitud de ramas que son fundamentales y de gran interés para la sociedad. Además, tras graduarse en Derecho, existe otra interesante alternativa: estudiar para ser juez, de la que os hablábamos anteriormente en nuestro blog. Para ello, tendrás que aprobar unas oposiciones. Lo mismo tendrás que hacer si quieres ejercer como abogado del Estado.

Cabe mencionar que, aunque el nivel de exigencia de estas oposiciones es máximo, merece -y mucho- la pena ir a por ellas con confianza y entusiasmo, y bien preparados, tras mucho esfuerzo y horas de estudio. ¿Cómo te ves en tu futuro como abogado?

También te puede interesar:

40% ayuda en matrícula hasta 15 abril

Grado en Derecho + Experto en Legal English

En colaboración con:

Inicio:

Septiembre

Duración:

4 años

Grado en Derecho + Experto en Legal English
40% ayuda en matrícula hasta 15 abril

Grado en Derecho + Grado en Relaciones Internacionales

Inicio:

Septiembre

Duración:

5 años

Grado en Derecho + Grado en Relaciones Internacionales
25% ayuda al estudio hasta 15 abril

Máster Universitario Semipresencial en Abogacía + Curso de preparación al examen de Abogacía

En colaboración con:

Inicio:

Octubre

Duración:

1 año y medio

Máster Universitario Semipresencial en Abogacía + Curso de preparación al examen de Abogacía
Created with Sketch. Created with Sketch.